20 beneficios de la literatura

20 beneficios de la literatura

Los beneficios de la literatura no pueden encerrarse en un post, son demasiados e incontables, aunque Ana María Matute los recogió de maravilla en una sola frase: «La Literatura ha sido, y es, el faro salvador de muchas de mis tormentas». ¿Quieres saber cómo te va a salvar a ti? Sigue leyendo.

Los beneficios de la lectura

Si pienso en mí, la literatura ha sido y es, como dice la gran escritora, la salvación. Es mi fuente de sustento y de recreo. El lugar al que siempre vuelvo, donde encuentro lo que necesito en cada momento. El refugio perfecto. Si como yo, no necesitas saber qué tiene de bueno la literatura, tal vez este post no te sirva de nada.

Si es posible que aún te queden beneficios por descubrir, te animo a seguir leyendo.

Y si eres de esas personas que se acercan a un libro de Pascuas a Ramos, te interesa tanto que puede ser que este artículo cambie tu vida.

Leer te da la vida

Cuando encuentro a alguien en mi camino que me dice que no le gusta leer o que no suele hacerlo, siento que se está perdiendo algo maravilloso de la vida. Eso, además de disimular como puedo la cara que se me pone (creo tanto en el poder de la lectura que pienso que esto solo lo pueden pensar un extraterrestre).

Entre los beneficios de la literatura, pienso que hay pocos momentos que consigan llegar al placer de viajar por un buen libro. Esa sensación extracorpórea de fluir por la lectura es un viaje sideral que nadie debería perderse.

Así que ahí va mi lista de algunos de los beneficios contantes, sonantes y objetivos que tiene la lectura.

20 beneficios de la literatura 1
—Va y me dice que esto me pasa por no leer…Grrrr

Mejora la actividad cerebral y disminuye el deterioro cognitivo.

Aumenta la reserva cognitiva del cerebro. Leer pone a nuestro cerebro a funcionar a pleno rendimiento. Todas las partes de él se activan para ayudarnos a vivir esta experiencia.

Cuando nos sumergimos en un libro estamos leyendo, pero también estamos viendo, escuchando, hablando, moviéndonos, comiendo… Por ejemplo, si leemos «tarta de fresa», nuestra memoria sensorial hace que se activen las partes que están relacionadas con el sabor y el olor, además de los recuerdos que nos puede suscitar este dulce. Es fascinante y lo podemos conseguir gracias a la lectura.

Fomenta el pensamiento lógico y abstracto, ya que nuestra mente se acostumbra a construir escenas.

Ejercita la memoria, ayuda a fijar recuerdos. Es una manera efectiva de prevenir enfermedades como la demencia o el Alzheimer.

20 beneficios de la literatura 3
Si Vronski encontró a Anna Karenina en un tren… Yo, también

Aumenta la creatividad y mejora la imaginación. De tanto leer, la mente acaba sabiendo qué caminos tiene que recorrer para crear ella misma. Leer activa el poder de nuestra imaginación.

Aporta solvencia para solucionar problemas

Leer sirve para interpretar mejor la realidad, es una fuente inagotable de experiencias y hace que nuestra mente pueda analizar los problemas cotidianos con más claridad. Uno de los grandes beneficios de la literatura.

Ayuda a tener pensamiento crítico

Leer ayuda a seleccionar con más criterio el aluvión de información que recibimos todos los días. El punto de concentración que se requiere para leer, esa lectura envolvente y rica en detalles sensoriales —con complejidades emocionales y morales—, ayuda a que luego pensemos de una manera más fluida y clara.

La lectura profunda ayuda a distinguir entre una comunicación leal y sana y una superficial basada solo en palabras.

Disminuye el nivel de estrés, es tan relajante como darse un buen paseo o escuchar música. Diez minutos de lectura son capaces de reducir hasta un 60% nuestro nivel de estrés.

Si lees, duermes mejor

Ayuda a conciliar el sueño. Este punto está muy unido al anterior, al relajarnos es mucho más sencillo que nos quedemos dormidos. Cuando nos metemos de lleno en un libro, nos olvidamos de nosotros mismos y centramos nuestra atención en otras vidas o realidades. Una desconexión que es perfecta para que podamos dormir como bebés.

Un buen antidepresivo. Este punto es delicado, no significa que si tenemos una depresión nos vamos a curar leyendo, ni mucho menos, pero sí podemos evitarla. Leer nos ayuda a relativizar nuestros problemas, a tener una amplitud de miras mayor. Nos distrae. Factores muy importantes para levantarnos el ánimo.

20 beneficios de la literatura 5
—Me ha dicho que lee.

A más lectura, más empatía

Mejora la empatía. Raymond Mar y Keith Oatley, de la universidad de Nueva York y Toronto, respectivamente, publicaron en 2006 una investigación que aseguraba que las personas que leen son más empáticas. Precisamente porque perciben el mundo desde diferentes perspectivas. La primera consecuencia es que el lector es más autocrítico y al mismo tiempo entiende mejor las opiniones, creencias y actitudes de otras personas.

EL rey de la fiesta

Mejora las habilidades sociales, otra consecuencia del punto anterior. Entender y ponerse en el lugar de los otros hace que los lectores se relacionen de una manera más fluida y establezcan relaciones más profundas.

La lectura ayuda a una mejor gestión de las emociones y los conflictos de nuestra vida diaria. La riqueza que aporta leer es esencial para conducirnos en nuestra vida. A fuerza de ver cómo gestionan la suya todos esos personajes que nos han impactado.

Lectura es igual a éxito profesional

Es un impulso extra para enriquecer nuestra vida profesional. Anima a alcanzar metas. El lector puede poner en práctica todas las herramientas que ha aprendido leyendo. Una ventaja comparativa muy importante para su vida profesional.

La lectura amplía nuestro vocabulario del tal manera que los lectores serán capaces de expresarse mejor que aquellas personas que no leen, lo que también les ayuda a conseguir sus propias metas.

Mil y una soluciones para la vida

El lenguaje modifica nuestro cerebro, para bien. La lectura aporta una fuente inagotable de recursos que nos ayudan a tener una vida más plena. Empezando porque el lector piensa de una manera más eficiente y acabando porque es capaz de gestionar mejor las emociones propias y ajenas.

Una persona que lee habitualmente será una persona sabia. No voy a decir aquí que será mejor persona, porque sería muy utópico y aventurado hacerlo, pero desde luego tiene más capacidad para serlo.

Antídoto contra el aburrimiento

La lectura es una de las más importantes herencias que pueden dejarle unos padres a sus hijos. Alguien que lee nunca se aburre, nunca se hunde, nunca se detiene.

La lectura es un gran aliado contra la soledad. Cuando lees un buen libro la soledad desaparece, así de sencillo.

Saber frustrarse leyendo

Para frustrarse bien. Saber gestionar la frustración es una de las herramientas más importantes para saber dirigir nuestra vida. Ese sentimiento tan determinante está ahí, lo vamos a sentir, lo vemos reflejado en los libros y leer nos ayuda a saber cuándo lo estamos y cómo podemos superarlo y, aún más, a sentirla sin que nos destruya.

Lo mejor, se puede leer a cualquier edad. Es una manera de vivir y no está determinada por la evolución de nuestra vida. Da igual en qué nos convirtamos o cómo sea tu forma de ser, siempre habrá un libro aguardándote.

¡Leed, leed, malditos!

Hasta aquí estos 20 beneficios de la literatura, aunque como bien saben los lectores, hay miles, millones

¡Hasta la semana que viene!

2 comentarios
  1. Alejandro
    Alejandro Dice:

    Me encanta también leer un buen libro. Recuerdo una frase, pero no a su autor:«quien lee vive dos veces»
    Gracias por el artículo

    Responder
    • Yolanda Barambio
      Yolanda Barambio Dice:

      Es que leer un buen libro es una de las experiencias más enriquecedoras que tiene la vida. Así que incluso voy más allá de las dos vidas. Cada libro tiene unas cuantas que el lector vive en mayor o menos medida. Muchas gracias por tu conentario, Alejandro. Y por estar ahí. Un abrazo enorme

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *