¿Qué busca el sector editorial? Opinión

¿Buscas editorial para publicar tu libro? La pregunta es recurrente y la respuesta está en qué buscan los editores. ¿En qué se basa el mercado editorial para publicar unos libros u otros? Esta semana reflexiono sobre un tema que me tiene un poco calentita. Advierto.

¿Qué busca una editorial?

Muchos de vosotros estáis en esta situación: “busco editorial para publicar mi  libro”. Y lo que os tenéis que plantear es: ¿qué busca el sector editorial? Una pregunta difícil de responder. Después de unos cuantos (bastantes) años en esto, me sorprenden algunas de las contestaciones que envían las editoriales a mis autores. Informes que se contradicen a cada paso y que inducen a pensar que quien los ha hecho, una de dos: o no se la leído el libro y tiene una forma estándar de contestar o no entiende muy bien cómo se construye una historia.

Sorprende también que te digan que tu libro no aporta nada nuevo al género cuando esa misma editorial se cansa de publicar los mismos formatos y la misma historia, mejor o peor repetida, una y otra vez. Sé que muchos van a pensar que esto es una pataleta de editora inconformista. Pues vale, será, pero si no lo digo, exploto.

Criterios de publicación

Soy consciente de que no todas las obras que pasan por mis manos se adaptan, seguro, a los criterios de publicación de las editoriales, pero al menos, me haría mucha ilusión que los informes que mandan, estuvieran basados en el conocimiento de cómo se escribe un libro, sea ficción o ensayo,  y justificados mínimamente bien. Solo eso.

Entiendo que el mercado está saturado, que no pueden apostar por tanto. He estado en su lugar, así que lo sé; pero ya que pierden el tiempo en mandar un informe de varias páginas, que sea de verdad. De lo contrario, con un “no nos interesa” me vale.

Libros al peso

En estas estaba el otro día cuando leí un artículo muy interesante, en Zendra, autores, libros y compañíaque os dejo aquí, sobre cuáles son los criterios de publicación de libros en la actualidad.

Según mi interpretación sobre este artículo de Vicente David, se publica al peso porque, al parecer, el lector compra también al peso. Y se reflexionaba acerca de qué les ha pasado a los editores. ¿Por qué una novela a la que se sobran al menos 100 páginas es una buena opción para publicar? (Imagino que aportará algo, al menos, que se da por buena una trama a la que le sobran tantas palabras. Toda una novedad, desde luego).

¿Cómo se entiende que un lector se salte por norma y sin pena ni gloria la mitad de la novela y esté satisfecho con ella? ¿Por qué no se pierde información o no se arruina la trama con ese salto? ¿Dónde compramos libros, en una librería o en una carnicería?

Economía comunicativa a debate

Entonces, me entró el pánico, me dije, a ver si voy a estar dando la paliza con la economía comunicativa, con escribir midiendo y seleccionando solo el oro y resulta que lo que se vende es la paja. (Nunca hubiera pensado que la paja pesase tanto. Contradicciones de la vida) ¡Ay, madre, qué estoy haciendo! Luego, abrí la carpeta donde tengo a mis autores actuales y comencé a leer los inicios de los libros que llevo en marcha y me tranquilicé. Que se valoren otras cosas no significa que no estemos, al menos, intentando producir buena literatura. Lo es.

Estoy muy orgullosa de mis autores y creo que estamos haciendo un gran trabajo para dignificar el mercado. Desde el granito de arena, pero haciéndolo.

Para mí, como editora, como amante de las letras y lectora adicta, sería un fracaso estrepitoso descubrir que me importa más el peso (aunque sea en plumas) que la esencia. Dios no lo quiera y salve a los escritores de raza. Así que si buscas una editorial para publicar tu libro,  infórmate bien y no escatimes en tus esfuerzos. Si piensas que tienes una buena obra, lucha por ella. Ahí queda eso. Hasta la próxima semana. 🙂

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *