técnicas-narrativas-de-la-novela

Técnicas narrativas ejemplos. Cómo perderles el miedo

Técnicas narrativas de la novela hay tantas como en tu cabeza formas de contar una historia. Aunque parezcan complicadas y muchos se escuden en ellas para incrementar el interés sobre sus libros, solo hay un secreto para ellas: usarlas con moderación y cuándo la narración lo necesita.

Técnicas literarias o cómo contar una historia

Cuando hablas con tus amigos y les cuentas algo estás utilizando alguna técnica literaria. Nuestro cerebro utiliza continuamente estos recursos literarios para armar los pensamientos. Así que desde este punto de vista no son más que las herramientas que utilizamos para contar algo. Ya sea comenzar por en medio de lo que se tiene que contar, para crear intriga. Interrumpir el relato para señalar algo que sucedió antes de lo que se está contando. O interrumpirlo para hacer una suposición de lo que puede pasar. También es una técnica narrativa de la novela buscar comparaciones o metáforas para que aquellos que te escuchen entiendan mejor lo que les estás contando. Así que, dicho esto, se entiende que no hay nada más cercano a nosotros que las técnicas literarias.

Las usamos todos los días

No hay nada como quitarle hierro a algo para que podamos verlo más fácil. Si decimos que las utilizamos todos los días, nos dará menos miedo pensar en ellas para escribir esa historia que queremos contar.

Cada historia necesita de unas técnicas diferentes para ser contada de la mejor manera posible. Y lo único que tienes que pensar cuando te pongas a escribir es si estás utilizando las más adecuadas para contarla.

Elementos y técnicas narrativas

Existen miles de técnicas narrativas, tantas como posibilidades de contar algo. Aunque es evidente que dependiendo de lo que se cuente le vendrán mejor unas que otras. Lo importante es conocer las diferentes maneras que hay de utilizarlas. Para ello, lo fundamental es leer mucho y saber identificar que hacen otros escritores para contar historias similares a la tuya.

El hecho de que se diga que una novela tiene una buena técnica, es simplemente, que el escritor ha sabido como poner las miles que existen a su servicio, no solo para sorprender al lector y a los críticos, sino para conseguir que su historia brille.

Recursos literarios para fluir

Y lo más importante, una buena técnica es aquella que pasa desapercibida en el texto. Cuando leemos y nos cuesta saber qué está haciendo el escritor con nosotros. Cuando consigue que nos introduzcamos en su historia sin pensar en nada más. Esa historia tiene la mejor técnica narrativa que puede tener.

Así que piérdeles el miedo a las técnicas narrativas de la novela y ponte a escribir 🙂 ¡Hasta la semana que viene!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *